Las 10 claves del éxito de Steve Jobs según la película

por Ana. Martes 12/01/2016 10:40 AM. 0 comentarios.

 

El otro día fuimos a ver la película de Steve Jobs, por eso de que había dos opciones obligadas: esa o Star Wars. Y ya que Steve es como el Steven Spielberg de la tecnología, le dimos una oportunidad en la gran pantalla, además de en la de la ofi. Tras verla, nos quedamos reflexionando sobre cuáles habían sido las 10 claves del éxito de Steve Jobs. Muchas, quizá, evidentes, pero mejor dejémoslas apuntadas... 

 

 

1. No mostrar

 

Los mejores anuncios muestran experiencias, sensaciones… pero no el producto. Así lo hacen y lo han hecho las grandes las marcas. No me lo invento y, él tampoco lo hizo, es algo que se lleva demostrando a lo largo de la historia de la publicidad. Volkswagen y su anuncio del microscopio, el ‘te gusta conducir’ de BMW y una larga lista que os invito a descubrir… Experiencia/Sensación + Logo = Éxito 

Bueno, tenemos que admitir que hace falta ser Apple o BMW para que esto se cumpla el 100%.

 

2. Crear expectativas

 

Esto que está tan de moda hacer en  redes sociales, y que es esa marketiniana palabreja ‘teaser’, ya lo hacía Steve Jobs cuando aún muchos de nosotros no teníamos internet en casa.

 

3. Observar

 

Puede que Steve Jobs no fuera la persona más capaz de empatizar con sentimientos, pero sí con comportamientos. Con una simple frase del diálogo se puede intuir: si tú tienes que señalarme una mancha en la camisa, ¿cómo lo harías? Se le llama Usabilidad.  

 

4. Buscar necesidades

 

Su hija formó parte de la inspiración para el iPod. No se dice explícitamente en la película ‘Steve Jobs’, pero la pequeña Lisa aparece a lo largo de ella siempre acompañada de su walkman, un ladrillo que enerva a Jobs por su apariencia y su poco espacio para albergar pistas de audio.

 

5. Apoyarse en iconos sociales

 

Steve Jobs se apoyaba en iconos sociales y culturales que han supuesto movimientos revolucionarios y de masas con el fin de reafirmar sus argumentos, su filosofía, su revolución tecnológica. Esto permite a las masas sentirse identificadas con su marca y hacerles sentir importantes, parte de ese movimiento, de esa revolución.

 

6. Poner el trabajo al nivel del arte

 

Tener respeto y admiración hacia lo que haces como si fuera arte, esa es una de sus máximas. Cada actuación, cada producto, cada imagen es una obra de arte. 

 

7. Ser el mejor gestor rodeado de los mejores técnicos

 

En la película, él mismo se identifica como el director de una orquesta y no como el ducho de ningún instrumento. Steve Jobs no es el alumno aventajado por ser el que más sabe de tecnología, pero sí por ser el que más sabe sobre cómo conseguir a los mejores, coordinarlos y exprimirlos hasta obtener exactamente, repito, exactamente, lo que busca. Su fuerte es la estrategia y el tempo.

 

8. Concebir un producto para el Up-selling    

 

Para disfrutar de sus productos siempre necesitarás algo más: espacio. Espacio donde albergar el contenido que hayas creado. Ahí es donde te hace siempre gastar más de lo que esperabas, en la memoria. Porque, si te vas a comprar un iphone 4 de 64 GB, por poco más, tienes el Iphone 5 de 16, pero claro, es poca memoria y, entonces, mejor uno de 32, pero, por ese precio, ¿por qué no pasarme al Iphone 6? Mejores prestaciones con el 6s pero ¿ y el Plus? No, el plus no, no te lo puedes permitir. Te compras entonces el 6s de 16 GB pero como tiene poca memoria,  te planteas pagar por algo de memoria en iCloud y, total, entre nada de memoria por poco dinero, o mucha memoria por un precio razonable, decides pagar por 1TB para albergar todo el contenido... ¿Sabías que ibas a gastarte 400€ pero has terminado gastándote 850€? 

 

9. Internet como objetivo último

 

Dicen que Steve Jobs era un visionario y lo que está claro es que vio cómo internet se convertiría en la herramienta más empleada. No haría falta más que un ordenador con el que poder crear, editar o gestionar de manera intuitiva los contenidos. Y así es. Ahora mismo escribo desde Pages. Escucho música a través de Spotify. Envío emails desde Gmail. Apunto mis eventos en GCalendar, mis tareas en Wunderlist. Leo todas las publicaciones que me interesan en Feedly. Comparto archivos por Wetransfer y los almaceno en Dropbox. Mis imágenes en iCloud. Creo y edito mis fotos e ilustraciones con las nuevas herramientas de Adobe en la nube. Y en casa no tengo TV, simplemente una pantalla que conecto a mi Mac que, por supuesto, está conectado a internet. Y esto es sólo el principio de algo que él intuyó antes de que yo aún hubiera nacido.

 

10. Ser puntual

 

Sí, puntual. La puntualidad como forma de tener el control . Un must a respetar hasta en las peores circunstancias. Te lo aseguro, bueno, en realidad, lo hace la peli. 

 

 

 

Probablemente la peor de todas las películas que he visto sobre Steve Jobs, así que no te la voy a recomendar. Pero si te vas a quedar con las ganas, ve. Ahora, si lo haces, lo que seguro te recomiendo hacer después es leer sus últimas palabras antes de pasar a mejor vida. 

‘Las cosas materiales perdidas se pueden encontrar. Pero hay una cosa que nunca se puede encontrar cuando se pierde: la vida.’

No vaya a ser que, como a mí, se te vaya la cabeza y te compres un iPhone 6s Plus de 128 GB y 1TB en iCloud.

 

 

 

Te dejo los nombres de las otras tres, por si te has quedado con dudas:

 

 

Ana

¿Buscar el sentido de la vida? Me conformo con encontrárselo al mundo online.

0 comentarios.

Ros © 2015

Av. Zugazarte 8 3º Edificio ABRA 4 Las Arenas, Bizkaia, 48930. hola@ros.es 944 800 378.Twitter.Facebook.