Cliente. Eroski
Servicios. Integrado.

La Historia de Lucía

Hay marcas que no dejan de sorprendernos… y eso es lo que consiguió EROSKI cuando nos envió el brief con el que nos invitaban al concurso de su campaña de Navidad. En él nos pedían realizar una acción solidaria y, como inspiración, nos contaban la historia de Lucía: una trabajadora de Eroski que por culpa de unas inundaciones había perdido los adornos de Navidad en los que, cada año, escribía lo mejor que le había pasado.

La tradición familiar de Lucía nos encantó y junto a Eroski decidimos trasladarla a toda la sociedad para que, este año, en vez de cerrar los ojos y pedir que nos pase algo bueno, los abramos para valorar todo lo bueno que ya tenemos.

Esa tradición la concretamos en la Estrella Solidaria de Eroski, una bonita pieza de cartón en la que se puede escribir lo mejor de 2015 y a la vez hacer que 2016 sea un año mucho mejor para miles de personas. Y es que el euro que cuesta la estrella es destinado íntegramente a los refugiados en Siria a través de ACNUR.

La campaña comenzó con una espectacular acción en la calle. En ella juntamos a miles de personas con los responsables de ACNUR y EROSKI y, cómo no, con Lucía. Ella fue la encargada de "encender" un árbol virtual que cobró vida mediante videomapping en uno de los edificios más emblemáticos de Bilbao. Todo aquel que quería, con la ayuda de un móvil o tablet, podía colgar su estrella virtual con su mejor momento de 2015 en el árbol.

Para seguir dando a conocer la campaña creamos un spot en el que invitábamos al público a unirse a esta nueva tradición. Y, a su vez, les dirigíamos a una web en la que se podía comprar la estrella y conocer, de la mano de los trabajadores de Eroski, la historia de Lucía.

En esa web, también se podía ver un árbol virtual, formado con las estrellas que recogían todos los mejores momentos de 2015 que los clientes publicaban en Twitter con el hashtag de la campaña. Ese mismo árbol se podía ver en 3D al escanear con la app Blippar la portada del folleto que enviamos a todos los miembros del Club Eroski. Un árbol en diferentes formatos y con infinitas estrellas pero con un solo objetivo: alimentarse de los mejores momentos del 2015 para hacer mejor el 2016 de muchas personas.

Está mal que lo digamos nosotros, pero esta campaña nos ha encantado, y estamos muy agradecidos a EROSKI por haber confiado en nosotros para ayudarles a dar forma a una campaña tan especial.

Ver spot  

Ver street marketing - videomapping